Mejor que nuevo Eficiencia Alimentación Saludable Agua de Madrid Plan de Ahorro Energético Residuo Cero Compostaje Eficiencia Huerta de Madrid Alimentación Saludable Formación Profesional

Pincha en los puntos de las estaciones o en sus nombres para leer el apartado correspondiente de nuestro programa.

Plan de Ahorro Energético

España es un país que arrastra una gran dependencia energética, lo cual tiene como resultado dos grandes efectos perjudiciales sobre nuestra economía y nuestra salud: un excesivo coste económico en importar energía de otros países y un derroche en el gasto energético que aumenta la contaminación con los consecuentes efectos nocivos para la salud de la ciudadanía. España, que tiene un clima privilegiado, produce doce veces menos energía solar que Alemania, desaprovechando así un potencial que nos coloca en una inconcebible mala posición a nivel mundial.

Esta situación de dependencia y derroche se acentúa todavía más en el caso de Madrid, cuando nuestra región cuenta con escasos recursos energéticos pero al mismo tiempo requiere de un alto consumo como elemento clave de su realidad productiva. Por lo tanto, en Madrid tiene lugar una combinación explosiva cuando la baja producción autóctona de energía y la alta demanda de energía exigen una enorme dependencia exterior. Más de la mitad de la fuente energética de consumo final en Madrid proviene de los derivados del petróleo, casi un cuarto de la electricidad y en torno al 20% del gas.

Ante esta calamitosa situación, se necesita impulsar e implementar un ambicioso plan de ahorro energético que nos permita una mayor independencia, un mejor uso y aprovechamiento de los recursos y una reducción de la contaminación. Una de las patas fundamentales del ahorro energético debe centrarse en la rehabilitación energética de viviendas, tal y como demanda la estrategia 2020 de la Comisión Europea y como se viene haciendo en ciudades como Berlín desde los años 90`y que han permitido una mejora sustancial en el consumo de energía. La rehabilitación de edificios públicos, privados y de empresas, centrada en instalar paneles solares, aprovechar mejor el sol, el aislamiento térmico de fachadas, suelos y ventanas, aumenta la eficiencia energética, libera costes económicos y reduce la emisión de gases de efecto invernadero.

Este plan de ahorro solo tiene efectos positivos, lo único que hace falta es la voluntad política y las medidas de impulso presupuestario que permitan arrancar una inversión que cuenta con un alto retorno económico en el medio plazo. Según el informe de la Agencia Internacional de las Energías Renovables presentado por la Comisión Europea, por cada ­euro invertido en eficiencia energética y renovables nos proporciona dos euros de ahorro en sanidad. La rehabilitación de edificios es una inversión de futuro que permite mejorar todos los indicadores: las familias notarán un ahorro en su factura porque se deja de desperdiciar energía, también se reduce la dependencia energética con el exterior y el consecuente gasto, se reduce la contaminación mejorando la salud colectiva y se dinamiza la economía generando empleo de calidad.

Comparte esta propuesta

Share on facebook
Share on twitter
Share on telegram
Share on whatsapp